1:13 a. m.

Rolling In The Deep

Publicado por Ixabone |





Conozco estos sentimientos.
No es la primera vez que arden sin control bajo mi piel.
Mezclados sin sentido. Luchando unos contra otros.
Intentando alcanzar, uno por encima del otro, el estatus máximo de lógica por excelencia.
Racionalizar siempre ha sido mi mejor virtud y mi peor defecto.
Aun y sabiendo que la razón y los sentimientos son lados opuestos de un mismo corazón.
Buscando en la más absurda de las lógicas, un toque de hurnor.
Buscando en el humor más absurdo, un toque de lógica.
Una batalla perdida de antemano.
El merito por encontrar, en la cara oculta, una pizca de verdad a la que aferrarse.
La fragilidad de enfrentarse a uno mismo.
Preguntas que terminan por perder sentido.
Respuestas que se alejan de la realidad.
Que cambian a cada segundo de tu vida, porque tú has cambiado.
Creencias que se desvanecen sin dejar rastro.
Decirle a alguien que lo amas a destiempo.
Que alguien te ame a destiempo.
Dos caras de una misma moneda que no pueden verse a la vez.
No sin un precio a pagar.
Promesas perdidas en el tiempo
Tiempo que no trae consigo las promesas hechas.
Tanto que recordar. Más que olvidar.
Sentimientos perpetuos en tus huesos. Gravados a fuego.
Más allá de las promesas.
De toda lógica.
Un sentimiento nacido de la razón.
Una razón que nace por un sentimiento.
¿A que te aferras?
Confundir necesidad con voluntad.
Amar porque quieres.
Querer que te amen.
No creo en las necesidades. No puedo creer en ellas.
Confuso, ¿verdad?
Esta es mi verdad, oculta en una cara que nadie, salvo tu, debería ver.
Pues te quiero. Te quise. Y te querré.
Más allá del olvido.
Del tiempo. Y las promesas.
De la voluntad, de la lógica, y el tiempo.
Muy lejos de cualquier lógica.
De cualquier creencia.




1 comentarios:

Anónimo dijo...

wow.

Subscribe